martes, 16 de agosto de 2011

Conflicto azul



Conflicto azul de Raúl Solís –integrante del grupo literario sanmarquino El club de la serpiente-es un libro sin una tradición peruana que lo empareje a causa de su abundante comunicación con la cultura oriental y occidental en torno al aspecto religioso. Es difícil encontrar un discurso que posea tantas incrustaciones semiótica y lecturas diversas que puede brindar el poemario en torno a la divinidad. El Averno, Ammon, Anubis, Cefiso, Daimon Druida, Eón, Elíseos, Eros, Gárgolas, Grupa, Hades, Hatshepsut (La primera Reina en este planeta), Hetaira, Hierofante, Horus, Lilit, Luzbel, Nereidas, Nicte, Ninfa, Narciso, Náyade, Nayti, Némesis, Pertunda, Perséfone, Poseidón, Plutón, Pléyades, Zeus y un sin números de nombres de tradiciones religiosas orientales son lo que refuerza el variopinto discurso de Solís. Pero todo ello solo sirve para reforzar su poemario. La acumulación de estas remembranzas históricas produce que el poemario pierda esa poética que debe de ser innata en la poesía. En algún momento el lector puede pensar que el autor quiere redefinir las palabras –de una carga semántica inmensa- pero entenderemos que solo es artificio para el discurso. Así llegamos a la conclusión que el poemario es artificioso y poco catártico -el autor sostiene al inicio del poemario que su poemario es catártico-.

El libro exige un lector que sea capaz de dilucidar y recategorizar sus conocimientos en torno a poesía. Creo que este punto es valioso en el poemario: tratar de conceptualizad lo andrógeno como una virtud y característica de la belleza. Lo que el autor no logra desarrollar es el discurso andrógeno dentro del poemario que se esperaba de un primer momento.

Otro punto interesante en el poemario es el trato divino-terrenal que le da al tema del amor. Siendo Celeste una antimusa andrógina que construye/destruye al yo poético, es ella la que procrea a Azul que de por sí es un conflicto social por ser de naturaleza andrógina. De ahí el título del poemario.

Mi disconformidad seria con la portada que si bien se adecua al título del poemario, el discurso barroco produce en el lector descalifica el mismo color azul de la portada. De igual manera la imagen de la mujer que si bien representa lo andrógeno no se vincula al poemario porque más me representa serenidad o sensualidad lo que no representa Celeste en el poemario.

Conflicto azul es un libro intertextual que exige una lectura minuciosa y solidaria con la cultura medieval.

Puntuación: regular

Presentación: Mala

Género: Poesía

Leído: 16 de agosto de 2011

2 comentarios:

Raul Solis dijo...

la tradición de conflicto azul la encuentras en un poema de martín adan
a investigar...

Raul Solis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.