jueves, 16 de mayo de 2013

Entrevista a Alejandra Temple



1.- ¿Qué planteas con tu libro Cimarrona?
Cimarrona plantea la posibilidad de lograr cambiar tu propio destino a base de sueños, tenacidad y audacia, no importando la opinión ajena.

2.- ¿El título parece que fuera un texto que reivindicación del sexo femenino pero un sector desfavorecido como los afros descendientes?
Lo es, las mujeres somos, en casos de ciertos sectores burgueses, destinadas a realizar matrimonios convenientes. Las cimarronas eran las esclavas fugitivas. Es un tema de mi generación de mujeres rebeldes que los años 80 marcaron a una generación como la mía.

3.- ¿Cuanto tiempo te tomó el libro? Lo pregunto porque lo que me dices. Siento que hay una investigación y una experiencia vivida. Un libro que cae con los años.
El libro me tomó un tiempo de investigación, pero la esencia ya la sabía de memoria. Salió de un tirón. Son historias de mujeres que no se conforman, que siempre van por más. Y me he basado en mi experiencia personal y la historia de amigas luchadoras. Mi libro ha sido catalogado como un poema de largo aliento por la poeta Rosina Valcárcel. La lírica está muy presente en la narración. Por otro lado, el tema de los palenques siempre me fascinó. Los cimarrones eran una minoría de esclavos ya libertos por fuga. Se escondían en los llamados palenques, que eran reductos ubicados en la costa peruana, siempre al lado de un río y prácticamente escondidos. Desde niña he recorrido el desierto, he vivido en una hacienda de familia, y escuchaba decir siempre, despectivamente, "esto debió ser un palenque" Además cultivé una estrecha amistad con la familia Ballumbrosio en el Carmen y es allí donde me nutrí de leyendas, historias de padres a hijos. Oralidad pura.

4.- Y esto es un tema poco desarrollado en las investigaciones académicas. Por ejemplo, se ha planteado el tema del imaginario de la mujer en un plano doméstico pero no de un punto de vista sociológico a nivel de estrato de poder.
Es muy cierto, traté de buscar e investigar los registros en la Asociación Francisco Congo, y no tienen mucha información. Francisco Congo fue el primer esclavo que organizó una rebelión de esclavos mujeres y hombres, y fue aplastada brutalmente. Como era la costumbre, se paseó la cabeza de Francisco Congo para que sirva de escarmiento. Cimarrona es una esclava joven, que un día cualquiera siente la curiosidad de mirar por una ventana muy alta y descubre un cielo tan hermoso e inmenso que la deslumbra. La cimarrona de mi historia es color canela, como soy yo. Entre los otros personajes tenemos a una mujer árabe, casada contra su voluntad y enamorada de un sirviente de la casa. Salva de morir lapidad pues ella era la debilidad de su padre, éste la cubre con un fardo y la sube a un caballo sin destino fijo. Otra, es una mujer revolucionaria argentina, y Clara, la científica que es un homenaje a una amiga que admiro mucho.

5.-Lo que tú me dices es un tema poco desarrollado en la Literatura peruana. ¿Qué textos escrito por mujeres en el Perú han tratado de desarrollar el tema que ahora planteas? ¿Qué antecedentes?
Clorinda Matto de Turner, en el Cuzco, es un caso literario. Por otro lado, sé de sociólogas que investigan música y vestigios tradicionales. Ahora, creo que hay pocos antecedentes, salvo "Memorias de una paria" que es el primer manifiesto feminista del mundo. La idea base es la búsqueda de una libertad para decidir sobre tu carrera, tu cuerpo, tu vida y mis cimarronas son mujeres fuertes, sensibles pero con mucho coraje, como es la mujer peruana. Y sin prejuicios, que es la peor esclavitud que cualquiera puede sufrir.

6.- Y es difícil escribir poesía y después una novela. Lo digo por la afirmación de Rosina Valcárcel.
Ella la ha calificado como un poema de largo aliento y otras literatas como Patricia Arévalo, a quien le mostré mis primeros borradores. Es un poema de largo aliento que cuenta historias duras, de lucha pero no me alejo de la lírica en ningún momento. Inclusive, los personajes son descritos en términos poéticos.

7.-Perteneces a aquella generación del 80 que se juntaba en el Wony donde se reunía toda la efervescencia poética del Perú en esa época. ¿Qué recuerdos de esos años?
Lindos recuerdos de amigos que ya no están más, poetas mayores como Perú Rodríguez, o músicos como Edwin Zcuela. Yo iba con la gente del grupo Del pueblo y encontraba a Piero, Montañez, Domingo de Ramos. La amistad con Domingo viene de hace largos años. Recuerdo que era el único cliente que tenía crédito en el Wony. Roger Santibáñez, Julián Vargas de Yuyachkani, mi esposo en esas épocas. Tiempos con olor a pólvora, a adrenalina. Recuerdo a Pancho Alcázar, Armando Arteaga, a quien yo conocía de la UNI. Dalmacia asistía a todos los conciertos. Ella y Roger eran inseparables. Encontrabas a una fauna de gente brillante en pisos sucios y mesas rusticas. Mucha de esa gente se dispersó y nunca más nos encontramos. Otros, como Domingo y Max Castillo son amigos entrañables. Además, yo usaba minifalda en pleno centro, imaginarás la doble provocación poética y política. Recuerdo mucho a Pancho Alcázar y a su hija, él era el director del Diario. Supe que los apresaron en grupo. Luego que salieron, se perdieron de mi vida. La gente de la UDP en su facción más radical estaba en el Wony también, pero ellos se sentaban en el primer piso. Los poetas, músicos y actores, en el segundo.

8.- Tuvieron un perseguimiento político por parte del estado porque en esos años el joven cumplía un papel descollante en la historia del Perú.
Recuerdo que una vez le cayó ceniza a Goyo Martínez, éramos jóvenes y libres. Hudson Valdivia, nuestro primer actor nacional luchando conmigo para que no me agarrara la pierna. Recuerdo que una vez estuve en una marcha política y llegó la represión y al verme: me dijeron: señorita, por favor, está usted en zona roja, vaya a su casa.

9.- Después de una evaluación de todos esos años, el problema político popular peruano fue una equivocación.
El Perú es así, si vives en San Isidro, no te tocan. Pero al cerrar el Wony, nuestro mundo sufrió una catástrofe. Y al caer, Abimael, cae Maritza Garrido Lecca, que era amiga nuestra. Creo que nunca me sentí más. La forma fue una equivocación. La revolución resurgirá en la medida que la riqueza cada vez mayor no se distribuya equitativamente, no exista un presupuesto digno para la educación y perduren los problemas de todos los postergados. En la medida que el gobierno no invierta en educación, en promover la cultura, seremos siempre tercermundistas por más desarrollo económico que exista. El problema no fue un problema, fue una revolución cruenta, equivocada en sus métodos pero resurgirá algún otro líder mientras las cosas no cambien. Y te escribo desde San Isidro, es decir a mi pesar, puedo ser una pituca y lo que soy es una mujer rebelde. Una cimarrona.

10.- Entonces qué fallo. Se había hecho el proceso desde los años 50. Y era el momento indicando. O no lo crees.

Era el momento, repito, no la forma. Fue un verdadero enfrentamiento. Tanto la gente de Sendero como Las fuerzas armadas arrasaron cobardemente comunidades enteras. Y los métodos de los militares, creo que fueron peores. Incinerar cuerpos humanos, matar niños e inocentes no tiene justificación. La gente salió a protestar cuando fue lo de Tarata, claro, pues nos sentimos tocados, amenazados pero nadie dijo nada cuando mataban inocentes en la sierra. No olvidemos el Frontón. Fue un genocidio. Bombardear civiles presos, eso es una vergüenza para los marinos, policías y militares que bombardearon la isla.

11.- Y en tu poesía plasma esta circunstancias que te toco vivir.
En Cimarrona, no pero ahora sí toco el tema en poemas calificados por algunos como macabros. Ese poemario lo publicaré en el 2014. Está casi listo, muchos poemas violentos, otros eróticos que son mis favoritos, pero sí será un poemario muy fuerte. Cimarrona es más light.

12.- Tienes una diversidad de temas que enfrentas en tus poemas. ¿Cuáles son?
El amor, la pasión, el miedo a la locura, yo misma sufro un trastorno bipolar severo, la locura y los internamientos. Después de cada crisis debo internarme por lo menos 4 meses. La última fue muy severa. Mis poemas son agresivos, violentos, crudos, sin pudor ni concesiones como dice Domingo de Ramos. Durante los internamientos escribo mucho.

13.- Y esto te aparenta mucho con la poesía del ochenta, de mujeres o te divorcias completamente.
No, tengo el desenfado pero es distinta. Mis poemas tienen versos como "Aves negras de rapiña atacan mis entrañas”. El aleteo poderoso de sus alas es el aviso de una crisis. En mi lenguaje poético, para mí, no existe poesía de género, uno es poeta indistintamente al sexo, tu opción sexual, diferencias culturales. La poesía la escribe el o los poetas. Patricia Temple, poeta mujer o Josué Barrón, escritor varón.

14.- Entonces la posición de las mujeres en torno a la Literatura  solo tuvo un carácter político para crear un espacio para la poesía escrita por mujeres. ¿Cómo lo sentiste tú?
Exacto, fue la manera. Existen poetas maravillosas como Giovanna Polarollo, que exhiben su feminidad de manera sutil pero grave. Nora Alarcón es una excelente poeta, que toca temas más bien regionales, bucólicos , si quieres usar esa palabra. En Trujillo tenemos un importante movimiento literario como Diablos Azules, con Karina Bocanegra al frente. Ella si es una feminista a rabiar, como las de los 80 siendo ella una chica joven.

15.- Siento que tu poesía se aparenta de una manera de afrontar aquellos demonios que cada ser humano tiene en su interior.
Es muy cierto, libero temores o demonios a través de la poesía. Las aves son la locura a la que temo y las cruces con espinas, la enfermedad de mi esposo. Yo escribo a diario, a mayor tensión, mejor poema. Lo sé pues tengo un amigo que tiene la gentileza de ser mi corrector. Si lees el poema de hoy es una descripción de un pico de manía que tuve ayer. El humo denso envenena mi sangre, sube a la cabeza, mis ideas corren asustadas, se esconden.

16.- ¿Qué esperamos par los próximos años en la producción de Alejandra Temple?
Poesía, exclusivamente poesía. Me alejo para siempre de la narrativa o cualquier intento de ésta. Quiero liberarme como mujer, como ser, ente a través de la poesía. Sin prejuicios, leerás una poesía con una alta carga erótica y otra doliente pero fuerte, muy fuerte y agresiva. Volveré a exorcizar mi locura con otras metáforas pero la poesía evolucionará, espero hacia mareas más mansas. Eso no lo sé.

Patricia Alejandra Temple nace en Piura. Radica en Lima desde muy niña. Se licenció en Interpretación y Traducción por la Universidad Particular Ricardo Palma, con mención en literatura americana. Trabaja en la UNI, al lado del gran filósofo e historiador Doctor José Ignacio López Soria, en el cargo de Jefe de Promoción Cultural y Comunicaciones. Es entonces cuando entra a trabajar a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, a la escuela de Literatura, carrera que siempre anhelé estudiar. Me doctoré en Literatura Hispanoamericana, con mención en la obra de Julio Cortázar. Fui productora de una temporada del Grupo Cultural Yuyachkani. Muere mi madre y publico " Una mujer corre por el malecón " con Ornitorrinco Editores en el año 2010. En el 2011 publico " La niña que gobernaba la noche " Ediciones.
Patricia Temple presenta Cimarrona, el lunes 27 de mayo, a horas 19:00 en el Instituto Raúl Porras Barrenechea, calle Colina 398, Miraflores.

4 comentarios:

Patricia Temple dijo...

Excelente edición, felicidades Josué tienes un gran talento. Muchas gracias !!!!

Patricia Temple dijo...

Excelente edición, felicidades Josué tienes un gran talento. Muchas gracias !!!!

NORA ALARCÓN dijo...

Querida Patricia:

Felicitaciones quedé hondamente conmovida con tu fuerza. Que buena entrevista .¡Felicitaciones! por:CIMARRONA , que me hace mucha ilusión leerlo pronto.Gracias bonita.
Con infinito cariño
Nora

Karina Bocanegra dijo...

Es necesario difundir este tipo de obras literarias contemporáneas, y más aún sobre temas invisibilizados por el patriarcado.
Sin duda espero leerla con entusiasmo.