viernes, 14 de junio de 2013

En busca de la sonrisa encontrada


En busca de la sonrisa encontrada (Ciudad Editorial 2012) de Oswaldo Reynoso es el mejor libro de su etapa sobre la sensualidad y el homoerotismo. En busca de Aladino (Peisa 2003) y El goce de la piel (San Marcos 2005) se enmarca en esa nueva faceta que Reynoso ha ido desarrollando con el transcurso de esto veinte años, específicamente, después de su viaje a China. Esa sensualidad de la piel que se vuelca en la palabra, en el descubrimiento y la frustración; le han valido para desarrollar todo un universo que es extraño en nuestra narrativa peruana. Este libro hibrido (poético, autobiográfico, bitácora y relato) nos hace redescubrir nuestro concepto de lo que es bello y el deleite de una lectura que nos transporta a la sensación erótica de la palabra. Oswaldo siempre se ha caracterizado por su manejo exquisito del lenguaje pero también por su manejo técnico del tiempo y el lugar que son casi imperceptibles en el relato. Este artificio otorga al relato profundidad aunque sus textos giren en anécdotas, reflexiones o en una simple autobiografía. Cuando uno lee el libro de Reynoso sentirá la sensación que está leyendo un libro interminable, completo y refinado. Lo que si habría que mencionar es que en algunos textos uno puedo sentir la sensación de vacío por lo reducido del relato o por tratar el tema de manera somera. Un libro para descubrir el buen escribir y la sensación de vivir con libertad.

Presentación: Muy buena
Puntuación: Muy buena
Género: Relatos
Leído: 23 de mayo de 2013  

3 comentarios:

Patricia Temple dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Patricia Temple dijo...

Oswaldo Reynoso nos conduce desde los Inocentes por mundos marginales y fascinantes. No perderé la oportunidad de ponerme al día con sus novedades.
Muchas gracias,Josué por ser el pensamiento guía de las buenas lecturas y mejores autores.

toshi dijo...

"HOMOHEROTISMO" es ahora el camino que ha tomado Oswaldo Reynoso. Ya se olvidó de los amigos que se pudren en las cárceles peruanas como Victor Zavala y otros tantos, y entre ellos se encuentra el profesor MOROTE...
Su gran dominio "exquisito" de la narrativa parece haber perdido la brújula social que demostró en la revista NARRACION.
Con gran pena le deseo sus mejors triunfos en su sendero de HOMOHEROTISMO...