jueves, 9 de mayo de 2013

El huerto de mi amada



El huerto de mi amada (Planeta 2002) de Alfredo Bryce Echenique fue el primer libro del autor que me hizo descubrir que siempre escribía de lo mismo. Mi desilusión fue grande porque yo aprendí a leer con Un mundo para Julius (1970) y siempre le estaré agradecido por transportarme a ese mundo de parafernalia hipócrita y desamor. Recuerdo que en ese tiempo pensaba que Bryce jugaba con el mítico Julius y lo hacía aparecer en la mayoría de sus novelas y como me hacía inferir que Julius crecía en edad en sus novelas: falso. En esta novela también encontré a Julius, a mi manera, y traté de entender que en sus páginas se prolongaba la vida de este personaje que me enseñó lo hermoso que puede ser la Literatura. Lo que no puedo desmerecer del libro es que la trama es atrayente: Carlitos Alegre se escapa con Natalia de Larrea al huerto para vivir su amorío. Así el pecado (Carlitos tiene 17 y ella 33), la sociedad aristócrata, el lenguaje jocoso y ese modo bryciano en que lo cuenta da un toque cautivador  la obra, aunque al final terminemos con ese sin sabor que nos dejas las últimas novelas de Bryce. Esta novela ganó en el 2002 el Premio Planeta que es uno de los premios con más datados de habla hispana. El huerto de mi amada toma prestado el título del vals de Felipe Pinglo.

Presentación: Muy buena
Puntuación: Buena
Género: novela
Leído: 26 de Julio del 2002     

No hay comentarios: