miércoles, 25 de noviembre de 2009

Tendido de sol maduro


Marita Troiano en el prólogo del libro "Tendido de sol maduro" de Julia del Prado Morales menciona que "a través de un discreto tono de confidencia y particular musicalidad, sin recurrir a sofisticaciones del lenguaje ni grandilocuencia, que casí siempre limitan las posibilidades de comunicación de la poesía" son las características como se construye el discurso del libro. "Tendido al sol maduro" es un libro con título infinitamente poético. Pero analicemos estas palabras relevantes. Lo que Marita dice es cierto, la poesía sin artilugios tiene la característica de poseer dos cosas: la saburía del poema total para reflejarnos un pasaje de lo real y la construcción de un lenguaje sencillo que nos hace instantaneamente reflexionar en el poema. Por ello reafirmo que los poemas con palabras sencillas son más difíciles de concebir que los trabajados minuciosamente: El poema orfébre. Pero tambíen son los más cercanos a fracasar en la lectura, el lenguaje es tan claro que nada se puede esconder, no hay caparazones de interpretaciones que uno tenga que descubrir, no hay un esfuerzo de parte del lector. Así el lector puede descalificar instantaneamente un poema que no poesea la sufieciente fuerza en descubrir un certeza oculta en nuestra realidad. Eso es lo que veo en mucho de los poemas de este libro. La construccion del poema queda como un simple descripción que no evoca algo pero no nos dice porque es esa evocación, porqué es importante estar allí, delante, del y con el sujeto poético: "Tarde no es tarde/ en esa belleza de agua/ cristalina/ que me mira" Marita se equivoca cuando califica la inocencia en los poemas. La inocencia se encuentra en la propia escritura. Recordemos que no hay inocencia en la autora sino en el "yo" poético que construye la autora que para mi interpretación son errores grasos de poder acercarnos al texto. El libro no es una mercancia, es un texto que presenta aristas de interpretaciones que tiene que dislumbrar al lector. El "yo" poético construye sus paisajes desde una evocación egureniana y de vejez pero los resultados que presenta en la construcción del texto son casi nulos. En cambio, yo creo, que la construcción del texto se encuentra en esos ojos virgenes que nos narrar el "yo", ese finguimiento que nada es real, que todo es aprendido si observamos la naturaleza con minuciosidad. En este punto, el libro se divide en poemas de agua y tierra. La primera parte me parece floja porque la excesiva vinculación con seres que son tratados de manera artificiosa. El texto construyen pero no le da acción. Un ejemplo claro de la buena construccion de sujetos poéticos es Eguren que construye sujetos fantasmales, anónimos pero dentro del poema poseen una accion irreal; por ellos los sujetos poéticos de Eguren perduran, no son artificios ni de coloración ni de animación. Todos ellos tienen vida/muerte a la vez. La segunda parte son poemas de tierra es distinto el trato que se le debe dar pero no me acerca a la tierra/realidad como aparece en la primera parte. Para el "yo poético" el mar es el recuerdo, la infancia, el juego. En la segunda división nada me acerca a la tierra aunque aveces se mencione la pachamama o lugares no saturados de paisajes marinos
Ahora si tratamos de caracterizar lo intimista en la poesía de Julia tenemos que entender que si el trato del tema intimo particular puede trascender. Lo oculto no solo es sinónimo de curisidad en entender sino de aclararnos nuestra intimidad. En Julia lo intimo es decir, colorear imagenes intima pero no construirla dentro de sus poemas.
Quisiera también en dar un comentario especial sobre el poema: "La niña de la lampara azul" que me parecio un poema intertexual mal concebido. Veamos


La niña de la lampara azul
mata al rojo rey
con su gorda guitarra
Y su verde violín
Ya cierra el círculo de su fuego sagrado.


La niña en el poema de Eguren es la guía del sujeto poético en el paisaje de la oscuridad. Entonces semáticamente es un sema posítvo al yo poético negativo. El rojo rey es referencia a otro poema de Eguren "Los reyes rojos"; entendamos que el rey rojo es el atardecer (este tema es zanjado por muchos especialistas), si el atardecer es un sema positivo. Porque dos construcciones de sujetos que liberan al yo poético de la calamitosa oscuridad deben enfrentarse y cerrar ese fuego sagrado que tanto ella como él poseen. Acaso elimiando a uno se acaba la oscuridad, si son sujetos luminosos. Donde queda la música y la la alegría. Y si el texto convierte a la niña en sujeto negativo, imaginemonos, porque tiene que utilizar la musica (los instrumentos) para lograr que el poema se construya de manera irreverente. Y finalmente acaso el circulo no una imagen de perfeccion porque en el poema es negativo.
El libro posee poemas acertados pero muchos fallidos porque no cumple la función de construiir un discuros sobre algo (paisajista, la mujer, el amor, la vejez, la familia). Quiero destacar algunos poemas: Casas viejas, Vitrola de arroz, Invento, Cópula de fuego y ternura; y desde el peñasco. Yo soy creyente que el poema es género más intimista y más reduccionista y perfecto que puede haber de los demás denota y exigen mucho de una persona. Así como un comentario justo sin rodeos que ayuden a entender, en nuestra época, como ellos se construyen y se salvan del oscuro paisaje del olvido.

Puntuación: Regular
Presentación: Buena
Género: Lírico
Leído: 25 de noviembre de 2009

1 comentario:

julia del prado morales dijo...

Ese es tu punto de vista y lo respeto, Julia